La teoría de la jauría asesina

La Teoría de la Jauría Asesina.

by Paco Colmenares

La absurda teoríaAunque pareciera que se trata de un tema de “moda” en toda la extensión de la palabra, la realidad es que el maltrato animal, la desinformación y los mitos y leyendas que se crean a ese respecto -la mayoría con la única base de la ignorancia-, van y vuelven entre las modas de nuestra sociedad. Es decir, cada cierto tiempo, regresa a las primeras planas algún caso en que la sociedad civil debe intervenir, a través de redes sociales, o manifestaciones de diversos tipos, ante la incompetencia de las autoridades.

Hace unos años, un cuarteto de imbéciles dieron a un perro criollo, de la calle, como “entrenamiento”, a sus perros de pelea. El caso se convirtió en movimientos y asociaciones que acuñaron el homenaje a “Callejerito” y hasta provocó modificaciones legales. Después han venido los rumores de las “Albóndigas de Exterminio” en la colonia Condesa, de la Ciudad de México. El asesino de gatos en Colima. El “artista” que mató de hambre a un perro. Los “funcionarios” que cazan perros como en safari. Y ahora la jauría de perros asesinos en el Cerro de la Estrella.

A veces parece un camino sin fin, y aunque supongo que de hecho lo es, uno sueña con que algún día la SEP incluirá en los libros de texto 2 páginas sobre respeto animal y dueños responsables, o que los ejecutores de las sanciones sabrán aplicar la ley… y estas historias irán en descenso.

Yo no sé si mi rango de vida sean suficientemente amplio para verlo, pero no me queda más que seguirlo intentando.

No hablemos con suposiciones, sino con hechos y con la ciencia que tenemos, respecto a estos animales y este caso de ignorancia, que si no se atiende con más información, puede propagar cacerías de perros callejeros, sin control ni conocimiento.

1.- En el caso concreto, se hallaron 5 cuerpos (al principio una pareja de jóvenes, después se habló de una madre y un niño, ahora incluso se especula de un 6to cuerpo, tampoco es clara esa información) en una zona de reserva ecológica en la Ciudad de México. Alguna autoridad dijo que se sospechaba que hubieran sido atacadas y asesinadas por los perros callejeros de los alrededores. Y las suposiciones comenzaron a correr.

2.- En días siguientes 100 elementos de la BVA (Brigada de Vigilancia Animal) recorrieron la zona, en lo que podrían ser 100, 150 o 200 hectáreas (porque nadie llevó un registró de hasta donde se dispersaron los elementos) y en total, recogieron a 25 perros de diferentes razas, tamaños y condiciones de salud.

3.- NADIE, sobre todo NINGÚN elemento de la BVA, afirmó haber visto una “jauría”. Claro, al dar el número total de perros levantados, suenan a un gran grupo, pero nadie habló de cuántos de ellos estaban juntos.

4.- NADIE, ni los medios más amarillistas, lograron una foto en la que algún perro se viera ensangrentado, aunque habían pasado muy pocos días y nadie “baña” a esos perros. En un ataque que cobrara la vida de tantas personas, la sangre sería el factor más evidente.

los parias de esta ciudad5.- Los únicos testigos fuera del gobierno, que vieron los cuerpos (es decir, los familiares de las víctimas, al reconocerlas) dijeron que no creían en la teoría de los perros, pues los cuerpos presentaban cortes de tajo fino, como de navaja, así como muchos moretones. (Los perros, al atacar, rara vez dejan hematomas. Para lograrlo se necesita golpear con un objeto romo, y lo perros no golpean, sólo muerden.)

6.- El problema es que la autoridad parece no hacer uso de la probabilística. Para pensar que fue un asesinato de humanos, por humanos, tenemos los siguientes elementos: El lugar está en una de las Delegaciones con mayor índice delictivo del D.F. En esta ciudad, como en todo el país lamentablemente, los parajes desolados son usados para abandonar cuerpos tras un homicidio. Los cuerpos tienen huellas poco usuales para un ataque de perros. En el lugar no había gran cantidad de sangre, como si no hubieran recibido las primeras heridas ahí.

7.- Para pensar que fueran perros asesinando humanos, tenemos estos elementos: Los ataques mortales entre perro-humano, son algo rarísimo. En México las estadísticas son incompletas, pero en E.U.A., por ejemplo, hay reportes de sólo 238 casos en casi 20 años(*1), la mayoría de ellos provocados por perros entrenados para ataque, en lugares cerrados. Hay mordidas, en los cuerpo, sí, pero la dictaminación de si fueron pre o post mortem, ha sido dudosa. Aún si lo fueron, determinar si fueron mordidas mortales o si fueron por ESOS perros, es aún más difícil.

8.- Aún así, la primera y ÚNICA teoría presentada hasta el momento, es que fueron los perros. Es decir, en una delegación con alto índice delictivo, en una zona abandonada y sola, perfecta para depositar los cuerpos, cerca de colonias en donde se han encontrado “casas de seguridad” para secuestros y se han detenido a muchos narcomenudistas, en un país que tiene un -aparentemente- imparable ola de delincuencia… ¿NO SE HA POSTULADO UNA INVESTIGACIÓN POR HOMICIDO con más indicios que “fueron los perros”?

es sencillo culpar al que no habla

¿Pudieron haber sido los perros?

Sí, claro, pero esto no puede tratarse de buscar CUALQUIER posibilidad, sino la que presente elementos más creíbles.

Claro que un perro puede, si quiere, matar a un hombre. Un perro es un depredador menor y puede, pero los factores para que decida hacerlo, son más complejos que las puras “ganas” de hacerlo.

Aunque pertenezca a los cánidos y se subespecie del lobo, NO ES UN LOBO. Y el factor que los separa, es precisamente que el perro SABE, ESTÁ CONSCIENTE de la existencia del hombre. Evolucionó, se modificó genéticamente por ESTE factor. El perro tiene información genética que le permite SER DOMÉSTICO, y esto ha alterado sus instintos salvajes de manera casi irreversibles.

¿Un perro puede “regresar” a su estado salvaje?

No. Un perro nunca ha tenido un estado salvaje que “pueda” recordar. Otro animal, parecido al perro, era salvaje, pero es otra especie, y esto no sucedió ayer, o el siglo pasado. Este cambio ocurrió hace al menos 20mil años.

Si acaso, puede aprender cosas nuevas, diferentes, que no sean tan naturales para él, como el cazar otros animales para sobrevivir. Pero… ¿en la Ciudad de México? ¿En verdad?

¿Cuánto necesita caminar un perro para llegar a un tiradero de basura, un puesto de comida o el tiradero de un restaurante? ¿Cuantos restos comestibles puede encontrar en su camino, producto de la suciedad que provocan los seres humanos? ¿Cuántas personas les ofrecen algo de comida al día?

Mestizo de calleNo me lo tomen a mal, pero en 10 años de contacto con perros callejeros, no he visto uno que ataque a un ser humano por comida. Se defienden entre ellos o se arrebatan entre ellos, pero es rarísimo que incluso le quiera arrebatar algo comestible a un desconocido humano.

¿Cazar a un ser humano por hambre? Necesitaría tener mucha hambre y algo de locura. Quizá si tuvieran rabia -enfermedad que no se puede dar por erradicada, pero a la que quizá 1 de cada 100 veterinarios se han enfrentado alguna vez-. Sería complicado, arriesgado y requeriría práctica y organización como manada, que si la estuvieran adquiriendo poco a poco, los reportes de ataques habrían en esa zona habrían comenzado hace tiempo, escalonándose, hasta culminar con una muerte.

¿Cazar a 5 seres humanos por hambre? ¿De la noche a la mañana? ¿Sin antecedentes previos de que fuera una zona peligrosa?

El absurdo de la teoría, es casi ofensivo, pero otra vez, no vayamos a suposiciones. En la realidad de las evidencias presentadas, no se puede dictaminar que los perros lo hicieron. Y no se ha investigado QUIÉN o QUÉ otra cosa les dio muerte a esas personas, porque parecían muy ocupado en esta muy improbable teoría.

Los perros en calle son un problema, sí, causado por nosotros mismos, sí, del que que ellos saldrían gustosos, claro, si les diéramos la oportunidad.

Más de esto en Pasión AnimaliaHasta el momento, estos 25 perros se reportan en revisión y aparentemente serán dados en adopción, no sacrificados. Pero la cacería de perros, por parte de personas con disfunciones mentales, ha comenzado en algunas zonas con este pretexto.

Debemos estar al pendiente de los programas de esterilización, vacunación y adopción que se hace en las colonias y delegaciones de la Ciudad, porque hay que actuar, pero de nuevo, seguramente, será la sociedad civil la que ponga, ejecute y haga efectivas las soluciones; usando a la autoridad y las leyes como lo que son: herramientas a nuestro servicio, y no soluciones en si mismas.

Paco Colmenares | enero 11, 2013 en 8:40 pm | Categorías: Especies en peligroMascota S.O.S.Reportajes Especiales | URL: http://wp.me/pWbof-j5

 

Anuncios

Acerca de KROKETAS

Distribuidor de croquetas para perro, Premium y Super Premium a domicilio en el Distrito Federal, México
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s